Viviendas sociales Passivhaus con paneles sándwich de poliuretano

Tras una rehabilitación dentro del proyecto «BuildSmart», 32 viviendas sociales en Portugalete tienen un consumo anual de energía primaria por debajo de los 60 kWh/m2. 

32 viviendas sociales en Portugalete

El edificio rehabilitado incluye 32 viviendas (incluidas dos adaptadas para personas con discapacidades) y ha supuesto una inversión de casi cuatro millones de euros apostando por el ahorro energético.

Las obras han sido llevadas a cabo por el Gobierno Vasco. En ellas se han instalado sistemas eficientes que consiguen un consumo energético casi nulo, de manera que estas viviendas se toman como ejemplo para las futuras normativas.

casas pasivas poliuretano

 

En el edificio se previó la reducción de la demanda energética gracias a un cerramiento generalizado de fachada que suma diferentes aislamientos, entre ellos el protagonista es el panel sándwich con poliuretano de 6 cm de espesor.

Gracias a la eficiencia de este tipo de aislamiento y al conjunto de tecnologías aplicadas (recuperadores de calor, sistemas de aire eficientes, etc.), el proyecto predijo que la calificación energética del edificio aumentase a «A», con un consumo anual de energía primaria por debajo de los 60 kWh/m2.

 

Reducir consumo energético con el uso del poliuretano

Entidades de renombre como Repsol recomiendan el poliuretano como aislante térmico eficiente, por sus características técnicas y sus buenos resultados de cara a la legislación actual y a mejorar el confort interior de los habitantes de una edificación.

En el caso de las Casas Pasivas, el uso del poliuretano consigue las máximas prestaciones térmicas y de estanqueidad al aire en cubierta, paredes y suelos.

 

IPUR-CTA suscripción blog

Artículos relacionados