F.A.Q.s

Preguntas frecuentes sobre poliuretano

A diario utilizamos poliuretanos en cualquiera de sus formas en el hogar, en la oficina, durante nuestras actividades de ocio o deportivas o durante las vacaciones.

Los poliuretanos tienen un uso tan extendido debido a sus excelentes propiedades: son versátiles, modernos y seguros.

Poseen un enorme espectro de aplicaciones para crear todo tipo de productos industriales y de consumo básicos para que nuestra vida sea más práctica, cómoda y respetuosa con el medio ambiente.

El poliuretano es un material plástico que se presenta en varias formas y que puede fabricarse para que sea rígido o flexible El poliuretano es un material plástico que se presenta en varias formas y que puede fabricarse para que sea rígido o flexible Es un material presente en una amplia gama de aplicaciones comerciales tales como:

El poliuretano es un derivado de la reacción química entre un diisocianato y un poliol. Tras la reacción se crea una sustancia segura y extremadamente versátil. Tienen propiedades tales como resistencia, flexibilidad o rigidez, y estas dependen de la combinación de sustancias que se añada durante el proceso de fabricación.

Los poliuretanos cuentan con cientos de aplicaciones. La versatilidad del material es tal que puede encontrarse en casi cualquier ámbito, desde aislantes para techos hasta tablas de surf, y no dejan de descubrirse nuevas formas de aprovecharlo, por lo que la lista de aplicaciones no deja de crecer.

thermal and hidro insulation with spray foam at house construction site,

Todos los poliuretanos pertenecen en esencia al mismo tipo de sustancias químicas. Se crean mediante una reacción química entre un diisocianato y un poliol. Estas dos sustancias existen en muy diversas formas que pueden combinarse entre sí, como si de un juego de herramientas se tratase. Las propiedades del producto acabado dependerán de los materiales de partida.

Los datos socioeconómicos clave de la cadena de valor industrial, basada en diisocianato de metilendifenilo, diisocianato de tolueno y otros polioles relacionados, indican que la industria:

  • Se compone de más de 23.000 empresas.
  • Emplea a más de 800.000 trabajadores.
  • Genera un valor de mercado de más de 150.000 millones de euros.


Además, en actividades asociadas pero indirectas participan más de 71.000 empresas que emplean a 2.040.000 personas. La mayoría de las empresas pertenecientes a la industria de los poliuretanos son pequeñas y medianas empresas (PYMES).

Sí, los poliuretanos son seguros

Los poliuretanos son derivados de unas sustancias químicas denominadas diisocianatos y polioles. Estos reaccionan entre sí y dan lugar a una sustancia inerte denominada poliuretano. Las numerosas investigaciones sobre los poliuretanos coinciden en que el material es seguro e inerte.

Sinceramente, son tantos que no se sabe con seguridad. La versatilidad del material es tal que puede encontrarse en casi cualquier ámbito, desde aislantes para techos hasta tablas de surf. Existen infinitas combinaciones de materiales iniciales, y la variedad de productos donde se emplean parece no tener fin. Debido a la gran variedad de beneficios que ofrece, la industria descubre constantemente nuevos usos para este material, por lo que la lista de aplicaciones no deja de crecer a medida que los poliuretanos sustituyen a otros materiales tradicionales como el metal y la goma en automóviles.

En la Unión Europea se producen más de dos millones de toneladas de poliuretano al año.

Los poliuretanos aplicados a automóviles garantizan comodidad, seguridad y durabilidad, sin olvidar su contribución a la eficiencia en el consumo de combustible debido a su ligereza, pues al pesar menos reducen el consumo. El poliuretano también es muy eficiente como aislante acústico.

Sí, todos los poliuretanos son reciclables

No obstante, la elección más aconsejable desde el punto de vista ecológico puede no ser siempre el reciclado,  dado que éste precisa gran cantidad de energía y en algunos casos es más lógico optar por la valorización energética. Esto se logra mediante una incineración limpia y cuidadosa en la que se filtran las sustancias contaminantes y se genera energía como resultado de un proceso de combustión.

Esta cifra varía en cada país y es todavía baja debido a que las instalaciones no son las más adecuadas y tienen un coste elevado. La opción más común es la incineración de los poliuretanos y la recuperación de energía.

Los poliuretanos combaten el cambio climático de muchas maneras. Por ejemplo, se trata de un material aislante extremadamente eficaz y, si se instala de forma adecuada, puede mejorar la eficiencia energética de un edificio y reducir la cantidad de emisiones generadas por la quema de combustibles para calefacción.

Otro ejemplo es el empleo de poliuretanos en la fabricación de vehículos. Cada vez más fabricantes de vehículos utilizan los poliuretanos no sólo por su estética y comodidad, sino también porque son muy ligeros en comparación con otros materiales, de modo que generan un ahorro de combustible y menos emisiones

En pocas palabras, son sostenibles porque emplean menos del 0,1% del petróleo consumido en el mundo y ahorran energía hasta cien veces más de la consumida.

Los poliuretanos contribuyen a la sostenibilidad mediante las aplicaciones que se les da, las cuales, como el aislamiento y la refrigeración, contribuyen a la conservación de energía. Gracias a su larga durabilidad y sus altas prestaciones, los poliuretanos son un material con una vida útil más larga que otras alternativas, lo que aumenta aún más su contribución a la conservación de energía (en comparación con el consumo de energía necesario para su producción).

Los expertos en la materia estiman que el aislamiento de edificios, de manera acorde a unos estándares óptimos, lograría un recorte de las emisiones de CO2 del 20%. En la Unión Europea se ahorran aproximadamente unos 51 millones de KWh de energía de forma anual gracias al aislamiento que proporciona el poliuretano.

La cantidad de energía necesaria para producir poliuretano en cantidad suficiente como para aislar una casa se ahorra en un año gracias al aislamiento que proporciona.

Su durabilidad dependerá de la aplicación y del tipo de empleo que se le dé. En circunstancias de desgaste normales, se puede esperar una durabilidad de:
  • Más de 50 años en productos aislantes para construcción.
  • Más de 25 años en neveras.
  • Más de 20 años en parachoques.
El poliuretano normalmente supera en durabilidad al producto en el que se utiliza

No, una de las grandes ventajas de los poliuretanos es su asequibilidad. La razón de su creciente popularidad radica en sus múltiples atributos positivos, y su asequibilidad es uno de los más importantes. El precio de los poliuretanos debe considerarse en función de sus prestaciones y de lo ahorrado a lo largo de su vida útil. En términos de coste, los poliuretanos son muy competitivos.

El diisocianato de metilendifenilo, abreviado a menudo como MDI, es un diisocianatoaromático. El diisocianato de tolueno (TDI) también es un diisocianato aromático. Los polioles, alcoholes polihídricos con varios grupos hidroxilo, son las sustancias químicas que forman, junto a los diisocianatos, la base del poliuretano.

Se utiliza una gran variedad de catalizadores. Los más comunes son sales minerales o catalizadores basados en aminas.

Los más comunes en la actualidad son el agua y el pentano. En el pasado se utilizaban CFC, pero se han retirado de forma progresiva.

Se utilizan compuestos que contienen fósforo o halógenos.

En función de los materiales de partida, se puede alcanzar una resistencia al calor a corto plazo de hasta 250°C.

Fuente: Polyurethanes.org

NO TE PIERDAS NADA

¿Quieres seguir obteniendo más información sobre el poliuretano? Suscríbete a nuestra newsletter y podrás recibir toda la información sobre el sector.