¿Cuáles son las medidas del gobierno para ahorrar energía?

Las propuestas del gobierno para ahorrar energía en los próximos años se encuentran definidas en el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC) 2021-2030. Es una pieza clave en el camino de la transición ecológica, que responde a la obligación de acelerar la lucha contra el cambio climático y mejorar nuestro bienestar según el Acuerdo de París y los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

¿Cuáles son las medidas del gobierno para ahorrar energía?

En este plan se marcan los objetivos de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero, de penetración de energías renovables y de eficiencia energética. Se señalan así las líneas de actuación más adecuadas para, además, generar oportunidades económicas, de empleo y mejorar la salud de las personas y del medio ambiente. Todo, reduciendo costes y emisiones de CO2 de los sectores más críticos. 

El documento es un borrador que aún debe ser evaluado por la Comisión Europea. Contempla cinco dimensiones establecidas en la Unión de la Energía para Europa

  • Descarbonización, incluidas las energías renovables.
  • Eficiencia energética.
  • Seguridad energética.
  • Mercado interior de la energía.
  • Investigación, innovación y competitividad.

Hacia un ahorro energético real en los hogares

Construcciones mal planteadas, aislamientos insuficientes,… Todo esto genera un despilfarro de energía tanto para calentar como para enfriar las casas, provocando además situaciones de pobreza energética entre la población más vulnerable. Por esta razón el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima da protagonismo a la rehabilitación energética de las viviendas. En esta línea, el primer paso es aislar con eficacia la envolvente térmica de los edificios, algo para lo que el poliuretano resulta extraordinariamente eficaz.

Se prevén ayudas públicas para abordar estas obras, y hacerlas así alcanzables a todo tipo de personas. Hay que tener en cuenta que estas modificaciones redundarán en un aumento del valor de las viviendas, al mejorar su certificación energética. 

Tras la envolvente será el turno de las tuberías y la instalación de sistemas de control de energía. Así, se calcula que cada año entre 2020 y 2030 se realizarán cambios en las instalaciones térmicas (centrales e individuales) de más de 300.000 viviendas, lo que supondrá un enorme ahorro de energía a nivel estatal.

El relevante papel de la rehabilitación energética

En España rehabilitar es un asunto de vital importancia, no en vano el parque de viviendas es muy obsoleto, con hasta un 60% de edificaciones construidas sin ninguna normativa de eficiencia energética. 

Con este plan se pretende intervenir en la envolvente de 1.200.000 viviendas en total. Esta actuación es prioritaria con respecto a las mejoras en las instalaciones térmicas. La razón es que debe abordarse primero la reducción de la demanda de energía para evitar sobredimensionar los sistemas de calefacción y climatización. Es decir, se busca reducir la demanda y conseguir el máximo confort con el menor consumo de energía posible, toda una ventaja para el bolsillo y para el planeta. 

La normativa tiene como objetivo transformar de forma radical los parques inmobiliarios más allá de las viviendas, y hacerlo antes del 2050. La meta es conseguir Edificios de Consumo Casi Nulo (ECCN).

Descarga - Análisis del ciclo de vida medioambiental y económico del poliuretano Descarga - Análisis del ciclo de vida medioambiental y económico del poliuretano

Artículos relacionados