PORTADA » Aislamiento Poliuretano » Poliuretano inyectado » Poliuretano inyectado para solucionar grietas

Poliuretano inyectado para solucionar grietas

El poliuretano inyectado tiene una amplia utilización en la rehabilitación de edificios ya que tiene unos óptimos resultados en aislamientos higrotérmico y acústico, sin tener que intervenir por el exterior ni perder espacio en el interior.  La inyección de espuma rígida de poliuretano  se puede aplicar sobre cualquiera de los materiales más utilizados en construcción, ya sea ladrillo, hormigón, cemento, yeso laminado, fibrocemento, metal o madera, siempre y cuando se disponga del espacio suficiente para que la espuma penetre en el interior del cerramiento y cumpla su función.

No obstante, el poliuretano inyectado puede tener otras aplicaciones adicionales ya que también puede utilizarse en la reparación de grietas desde el origen. Al tratarse de un material que en el inicio de la aplicación se encuentra en estado líquido, se puede introducir en la abertura de la grieta, expandiéndose en el interior y formando una espuma rígida de celda abierta que sella perfectamente la abertura, al tiempo que refuerza el aislamiento de la envolvente.

Ventajas del uso del poliuretano inyectado en la reparación de grietas

  • El poliuretano puede ser aplicado en cualquier grieta, con independencia de si tiene depósitos de algún material, su anchura o largura, o el clima en el que se encuentra la edificación.
  • La expansión química del poliuretano (de 5-10 veces superior a su volumen original) hace que el poliuretano sea muy eficaz para llenar huecos dentro del hormigón. Estos huecos son generalmente invisibles a simple vista y se asocian a menudo con la porosidad del hormigón.
  • La aplicación del poliuretano es especialmente buena para solucionar grietas que gotean y están inundando el piso inferior o el sótano.
  • La inyección de poliuretano en grietas proporciona al técnico una confirmación positiva e inmediata de que la grieta se ha sellado por completo. La comprobación puede hacerse in situ, incluso mientras se está aplicando el poliuretano.

Cuando las grietas son muy finas o cuando el hormigón está muy saturado de agua, se requieren altas presiones de inyección para llenar estas grietas. Utilizando bombas eléctricas, es posible obtener presiones de inyección de hasta 3200 psi.

Si la grieta es estructural se recomendará reforzar el sistema ya que el poliuretano, aunque es flexible y puede absorber la fuerza de compresión, no es tan resistente cuando está expuesto a fuerzas de tracción. Por lo que, es posible que el poliuretano se rompa si hay tensión excesiva dentro de la grieta.

La inyección de poliuretano en grietas se recomienda cuando no se trate de una grieta estructural, y cuando la grieta está llena de barro, ya que se aprovecha el proceso de limpieza de grietas asociado al método de inyección.

 

IPUR-CTA suscripción blog

VER TAMBIÉN

El reciclaje de la espuma de poliuretano

 Los residuos de espuma de Poliuretano de producción y construcción son demasiado valiosos para ir …

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies