PORTADA » Aislamiento Poliuretano » Poliuretano inyectado » El impacto del aislamiento térmico en la eficiencia energética de los edificios

El impacto del aislamiento térmico en la eficiencia energética de los edificios

Alrededor del 40% de la energía que se produce en Europa se consume en edificios, y de este total, más del 60% se destina a climatizar el interior de las viviendas para alcanzar el nivel óptimo de confort.

Además, una parte destacada de la energía necesaria para la climatización se obtiene de la combustión de combustibles fósiles, lo que conlleva emisiones de CO2 a la atmósfera.

Para mejorar el aprovechamiento de la energía que consume y produce un edificio, el uso del aislante térmico adecuado es clave para conseguir una eficiencia energética en edificaciones ya construídas. Es necesario actuar sobre la envolvente (fachadas, puertas, ventanas, cubiertas…) para mejorar el aislamiento de la misma y reducir las pérdidas energéticas por infiltraciones y puentes térmicos, y una de los métodos más eficaces para aislar la cámara de aire en una vivienda ya construida es la inyección de poliuretano.

¿Cómo mejora el poliuretano inyectado la eficiencia energética de una vivienda?

La eficiencia energética en la edificación exige que la mayor parte del ahorro se obtenga de la propia construcción: tipología de los cerramientos, materiales utilizados y orientación del edificio. En el caso de la rehabilitación de edificios, aislar la cámara de aire en vivienda es crucial para mejorar la transmitancia térmica del edificio.

A menudo, no se puede intervenir por el exterior (ya que la fachada puede estar catalogada y se debe preservar), ni tampoco se quiere perder espacio interior. Por ello, el sistema de inyección de aislamiento térmico para reducir los puentes térmicos y mejorar el control de la humedad es la solución más óptima.

Los sistemas de poliuretano son los que ofrecen un mejor aislamiento gracias a unos bajos niveles de conductividad (0,022-0,028) y al poco espacio que requiere, ya que la espuma contiene solamente una pequeña parte del volumen de materia sólida (con una densidad de 30 kg/m3, sólo el 3% del volumen aproximadamente es materia sólida).

Aislar una cámara de aire en una vivienda ya construida con poliuretano inyectado ya es posible en prácticamente cualquier material de construcción: ladrillo, hormigón, cemento, yeso laminado, fibrocemento, metal o madera. El poliuretano se inyecta en estado líquido en la cámara de aire de la fachada, mediante unas perforaciones en la pared, expandiéndose en el interior y formando una espuma rígida de celda abierta de gran capacidad aislante y  muy baja densidad. Esto se traduce en que el coste de la energía que se ahorra incorporando poliuretano como aislante térmico sobrepasa 100 veces el coste de la energía utilizada en la producción del material.

Al expandirse dentro de la cámara de aire, la espuma de poliuertano inyectada asegura el sellamiento total de la cámara incluyendo huecos y fisuras, ya que se adapta a cualquier forma que se encuentre en el interior de la cámara. Además, el carácter adhesivo del poliuretano hace que esta solución consolide ambas hojas del cerramiento quedando perfectamente aislado el edificio.

IPUR-CTA suscripción blog

VER TAMBIÉN

Poliuretano inyectado para solucionar grietas

El poliuretano inyectado tiene una amplia utilización en la rehabilitación de edificios ya que tiene unos óptimos …

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies