La rehabilitación e impermeabilización entendida desde el poliuretano

Es importante tener en cuenta que los daños y perjuicios económicos que puede causar una cubierta en mal estado pueden llegar a ser muy importantes. Todas las cubiertas, ya sean de empresas, organismos o particulares, requieren de una rehabilitación e impermeabilización con el transcurso del tiempo.

 

La rehabilitación e impermeabilización entendida desde el poliuretano

 

Aislamiento, rehabilitación e impermeabilización

El poliuretano ha demostrado ser una solución altamente eficiente a la hora de impemeabilizar. Para empezar, tiene mayor elasticidad que el caucho, teniendo un acabado brillante y con una dureza mucho mayor que la del otro material.

Además, es mucho más resistente al sol, que hace que mantenga estable el color, sin desgastarse en la percepción a lo largo del tiempo. No se degrada por los efectos atmosféricos, manteniendo iguales sus características desde el primer día.

Otra ventaja del poliuretano para las impermeabilizaciones es que es transitable, permitiendo el tráfico peatonal ligero, eso sí, para ello hay que tener en cuenta el grosor de la lámina.

También resiste al agua estancada, ya que, al ser base poliuretano, hace que sea perfecta su resistencia a la misma. Se puede aplicar incluso en pozos y depósitos, siempre y cuando tenga el certificado de potabilidad.

En lo que se refiere a la aplicación de esta pintura para impermeabilizaciones, cabe destacar que es más complicada  que con el caucho acrílico. Aunque se puede aplicar con humedad en el soporte (lo que no puede hacerse con el caucho) y que cataliza con ella, no quiere decir esto que lo podamos aplicar sobre soportes encharcados o que sobre los mismos acabe de llover. Para poder realizar la aplicación en estas condiciones es necesario colocar primero una imprimación epoxídica W (resistente a la humedad) y después ir aplicando manos de pintura especial para impermeabilizaciones.

 

Descarga - Guía rehabilitación con poliuretano
Descarga - Guía rehabilitación con poliuretano

 

Problemas durante la rehabilitación e impermeabilización de cubiertas

Veamos algunos de los problemas a los que se enfrentan los profesionales de la construcción cuando se acomete una rehabilitación.

 

Goteras

Las goteras son filtraciones de agua. Las goteras empiezan por una humedad reflejada en el techo con una mancha clara. Si se tarda en reparar las goteras, llegan a hacerse tan evidentes que se producen agujeros en el techo y puede entrar el agua directamente. En este caso, hay que ser consciente de que el forjado de la construcción está empapado, primero de agua y luego de la humedad ocluida. Esto ocasiona que se erosione el forjado produciendose un envejecimiento más rápido de la construcción.

No olvidemos que, el agua, aunque sea gota a gota, puede desgastar una roca. Para solucionar los problemas de goteras es primordial una buena impermeabilización, el material debe ser el adecuado y la instalación la correcta, hecha por profesionales y con garantias. En el caso del poliuretano, es un material de calidad acreditada y de fácil aplicación para el profesional.

 

Impermeabilizacion-con-poliuretano

 

Reparación de cubiertas

Las humedades que se producen cuando filtra el agua desde las cubiertas, terrazas, terrados, etc., por causa de la lluvia o el riego, se manifiestan en los techos interiores. Estas humedades son una mancha clara que, si pasa mucho tiempo, acaba siendo una perforación, con el consiguiente peligro de corrosión del forjado.

 

Filtraciones de agua

La impermeabilización de parkings, túneles o edificaciones similares, solucionando las filtraciones de agua y evitando las goteras son un ejemplo cada vez más habitual. Esta se realiza colocando por debajo un material especialmente elástico tratado para la tracción de paso de vehículos incluso de gran tonelaje.

Por eso, en las  impermeabilizaciones siempre se han de emplear materiales y sistemas homologados en el mercado europeo, que garanticen que se está trabajando en cada momento con la normativa vigente.

Impermeabilizar-con-poliuretanos

 

Impermeabilizaciones

Las humedades producidas por el deterioro de la impermeabilización antigua en la terraza, es un problema común en las viviendas y en la mayoría de las ocasiones genera muchos daños. El problema se hace evidente la mayoría de veces, cuando empieza aparecer una pequeña humedad en la vivienda existente bajo las terrazas.

 

Cubiertas inclinadas

Al rehabilitar cubiertas inclinadas, se debe actuar encima de la impermeabilización antigua si es posible y si son compatibles los materiales. En caso contrario debe renovarse la actual impermeabilización, siempre acabando con las filtraciones de agua y solucionando las goteras.

Impermeabilizar-cubiertas-inclinadas

 

Cubiertas con grava

En las cubiertas acabadas con grava, en primer lugar debe de retirarse ésta por zonas para evitar sobrecargas y cambiando la antigua impermeabilización. Las cubiertas acabadas con grava no son transitables. El espesor medio aconsejable es de 3 a 5 cm. para no cargar demasiado peso sobre la cubierta. Se pueden colocar pasillos de tránsito para el mantenimiento de los aparatos existentes en las cubiertas, sobre todo en industrias. Igualmente, para este tipo de impermeabilizaciones siempre deben de utilizarse materiales y sistemas homologados en el mercado europeo, que garanticen la normativa vigente.

 

Descarga - Guía rehabilitación con poliuretano
Descarga - Guía rehabilitación con poliuretano

Artículos relacionados