PORTADA » General » La impermeabilidad de fachadas

La impermeabilidad de fachadas

aislante termico poliuretano

El Código Técnico de la Edificación (CTE), en su Documento Básico de Salubridad (DB-HS) recoge las exigencias básicas de protección frente a la humedad (DB-HS1). Su objetivo, según viene recogido en el artículo 13 de la parte I del CTE, es:

“Limitar el riesgo previsible de presencia inadecuada de agua o humedad en el interior de los edificios y en sus cerramientos como consecuencia del agua procedente de precipitaciones atmosféricas, de escorrentías, del terreno o de condensaciones, disponiendo medios que impidan su penetración o, en su caso permitan su evacuación sin producción de daños.”

El procedimiento de verificación está recogido en el Apartado 1.2 del DB-HS1 y para fachadas es el siguiente:

  • Hay que conocer el grado de impermeabilidad según el CTE que se exigirá a dicha fachada.
  • En función de ese grado de impermeabilidad, hay que seleccionar alguna de las soluciones constructivas propuestas, u otra que iguale sus prestaciones.
  • Hay que verificar las características de los puntos singulares

Grado de impermeabilidad de una fachada: Definición

El Apartado 2.3.1 del DB-HS1 asigna un grado de impermeabilidad mínimo exigido a las fachadas en función de la zona pluviométrica  y el grado de exposición al viento, que a su vez depende del entorno del edificio (rural o urbano), de la zona eólica y de la altura del edificio. En función de estos parámetros, se asigna un grado de impermeabilidad que va desde el Grado 1, el grado de mínima exigencia, hasta el Grado 5, el grado de máxima exigencia.

Grado de impermeabilidad Grado de impermeabilidad

Soluciones constructivas para cumplir el CTE

El DB-HS1 en el apartado 2.3.2 proporciona diversas soluciones constructivas para cumplir con los diferentes grados de impermeabilidad. Así en caso de fachadas sin revestimiento exterior, podemos encontrar, entre otros, los ejemplos contiguos: Si una solución es válida para un grado determinado, lógicamente lo es también para cualquier otro grado inferior.

Es decir, con un revestimiento continuo intermedio como el poliuretano proyectado sobre la cara interior del cerramiento exterior, no sería necesario tomar ninguna otra precaución adicional y se cumpliría con el máximo grado de impermeabilidad, el Grado 5, válido para cualquier zona climática. Sin un revestimiento continuo impermeable como el poliuretano proyectado, únicamente se puede alcanzar el máximo grado de impermeabilidad en fábricas vistas con una cámara ventilada de entre 3 y 10 cm y un aislante no hidrófilo contra la hoja interior.

Además, el DB-HS1 dice:

“Cuando el aislante térmico se disponga por el exterior de la hoja principal, debe ser no hidrófilo”

“El aislante térmico debe colocarse de forma continua y estable”

El poliuretano proyectado de celda cerrada es no hidrófilo y se aplica en continuo, sin juntas, y adherido.

“Cuando el aislante térmico sea a base de paneles o mantas y no rellene la totalidad del espacio entre las dos hojas de la fachada, el aislante térmico debe disponerse en contacto con la hoja interior y deben utilizarse elementos separadores entre la hoja exterior y el aislante.”

El poliuretano proyectado, al no ser a base de paneles o mantas, se puede aplicar directamente sobre la hoja exterior sin necesidad de estos elementos separadores, lo que simplifica notablemente su correcta instalación.

 

IPUR-CTA suscripción blog

VER TAMBIÉN

Impermeabilización poliuretano

Impermeabilización del museo Néstor Álamo en Canarias

El Museo Néstor Álamo situado en el Ayuntamiento de Guía en la isla de Gran …

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies