PORTADA » Aislamiento Poliuretano » Poliuretano inyectado » ARQA recomienda el Poliuretano para la rehabilitación térmica de la envolvente

ARQA recomienda el Poliuretano para la rehabilitación térmica de la envolvente

El reconocido portal de arquitectura sostenible argentino repasa en un amplio reportaje el futuro de la edificación, centrado en la rehabilitación energética y en las bondades del Poliuretano y sus diferentes aplicaciones para acometer un reto de esa magnitud

Poliuretano-en-ARQAARQA, el reconocido portal online argentino, especializado en arquitectura y construcción sostenible, recoge en un amplio reportaje las bondades del Poliuretano y sus diferentes aplicaciones, que lo convierten en un material aislante único para los profesionales de la construcción.

Que el futuro de la edificación pasa ineludiblemente por la renovación del parque de viviendas existentes es algo en lo que coinciden expertos, entidades y administraciones. Ya no se trata solo de que será imposible alcanzar los ritmos de construcción de viviendas de hace años, sino que el estallido de la burbuja inmobiliaria ha demostrado que tampoco era el modelo óptimo para un desarrollo sostenible del sector.

Ahora nos encontramos inmersos en una crisis económica donde hay que plantearse un cambio de paradigma que asegure que no volvamos a cometer los mismos errores de antaño. Es algo que desde entidades como IPUR o iniciativas como Renovate Europe venimos reclamando desde hace años. Y es que está en juego nada menos que la viabilidad económica del sector, con uno de los más altos niveles de desempleo de Europa y la necesidad, además, de reducir la dependencia energética del exterior, como ha sucedido con la reciente problemática del gas ruso importado, y poner freno a las emisiones del CO2 tal y como exige el protocolo de Kyoto.

REnovate-Europe-en-los-medios_Van-RompuyEl reto está en la mesa de la Comisión Europea, pero igualmente en la del Gobierno español que tendrá que decidir cuál será la hoja de ruta para emprender la rehabilitación de los más de 6 millones de viviendas españolas construidas antes de 1980 que precisan mejoras energéticas y, al mismo tiempo, facilitar el acceso a la financiación para particulares o empresas de servicios energéticos, incentivar las actuaciones que se realicen y actuar sobre sus propios edificios públicos de forma ejemplarizante.

Cualquier reforma energética que se realice sobre la vivienda, desde el cambio de sus ventanas a la renovación de los electrodomésticos por otros más eficientes, va a suponer un ahorro energético y un retorno de lo invertido en un menor o mayor plazo de tiempo. Pero, sin duda, el mayor ahorro y la forma más rápida de recuperar los euros empleados es actuando sobre el aislamiento térmico del edificio. Su mejora puede suponer ahorros energéticos económicos y de emisiones de CO2 del 30% en el consumo de calefacción y aire acondicionado. El retorno de la inversión para actuaciones en aislamiento de la envolvente del edificio (fachadas o muros, cubiertas, suelos o huecos) está estimado en unos cuatro años de media.

¿Por qué aislar con poliuretano?

La demanda energética de la envolvente se puede reducir en torno a un 75%. En el mercado encontramos una gran gama de materiales certificados, cada uno con sus ventajas y prestaciones, para aislar la envolvente del edificio. La elección de uno u otro va a depender de factores tan diversos como su durabilidad, su facilidad de instalación o su relación calidad-precio.

El poliuretano, es sus distintas presentaciones, se configura como una solución ideal de aislamiento por su muy baja conductividad térmica, que permite un mayor aislamiento con menor espesor de materiales, su facilidad de instalación, su fiabilidad y su durabilidad. El poliuretano aislante es una espuma rígida de celdas cerradas empleada en diversas aplicaciones en construcción tanto residencial como industrial. Este material se utiliza como aislante térmico en forma de espuma proyectada “in situ,  por inyección, en forma de planchas en combinación con diversos revestimientos o en forma de panel sándwich.

Espuma de poliuretano proyectada

poliuretano proyectado en fachadas por el exteriorLa espuma de poliuretano que se emplea para el aislamiento térmico mediante su proyecciónen el lugar en el que se esté efectuando la rehabilitación es el resultado de un proceso de reacción química exotérmica (que desprende calor) de dos componentes: poliol e isocianato. La suma de ambos y de un agente expandente, dan lugar a un material rígido, adherente e impermeable ideal para conseguir un efecto de sellado que evita tanto el paso del aire como la aparición de humedades y propicia un óptimo aislamiento térmico y acústico.

La norma de producto es la EN 14315. Podemos encontrar distintas tipologías de espumas rígidas de poliuretano en base a la idoneidad de empleo, su resistencia (que depende directamente de su densidad) y su resistencia a la compresión. Cada una de estas tipologías responde directamente a una necesidad concreta en su ejecución, pero todas garantizan soluciones constructivas seguras.

poliuretano proyectadoAntes de la puesta en obra mediante proyección de las espumas rígidas de poliuretano hay que tener en cuenta diversos factores como las especificaciones que va a tener el material proyectado (densidad, certificación de calidad, suministrador, etc), las condiciones ambientales durante la aplicación del producto (temperatura, humedad relativa del ambiente, viento, etc) y, principalmente, el pre-acondicionado de las superficies a proyectar. La espuma de poliuretano presenta buena adherencia en contacto con la mayor parte de los materiales de construcción, no obstante, las superficies sobre las que se vayan a realizar las proyecciones deben estar limpias, secas y ausentes de grasas y aceites, así como desprovistas de herrumbre o de material envejecido. Dependiendo de la adherencia, el tipo de acabado, su humedad o la cantidad de herrumbre que presente la superficie habrá que aplicar un tratamiento u otro antes de la proyección de la espuma de poliuretano.

Planchas de poliuretano conformado

Planchas de Poliuretano en cubierta de nave industrialLas planchas aislantes y los bloques fabricados de espuma de poliuretano rígida están regulados por la norma UNE-EN13165. Estas planchas pueden revestirse de materiales flexibles (láminas de aluminio, películas compuestas, etc) o rígidos, formando paneles aislantes compuestos (tableros de madera, placas de yeso laminado, etc).

Dependiendo de la aplicación a la que estén destinados se eligen unos revestimientos u otros, ya que los materiales elegidos para revestir las planchas aislantes pueden actuar también como barrera de vapor, impermeabilización contra la humedad, superficie óptica o para proteger el aislante de daños mecánicos. Las planchas de poliuretano conformado son altamente apreciadas en el sector de la construcción por sus excelentes características de aislamiento térmico y sus ventajosas propiedades mecánicas.

Paneles sándwich de poliuretano

paneles sandwich de poliuretano

El panel sándwich de poliuretano inyectado es un producto de construcción compuesto de una parte central de espuma rígida de poliuretano adherida a dos paramentos que generalmente son metálicos. Es un producto normalizado (EN 14509). La inyección del poliuretano en el hueco entre los dos paramentos permite una unión uniforme y duradera sin necesidad de adhesivos. En el mercado podemos encontrar todo tipo de paramentos realizados con acero, acero inoxidable, aluminio, cobre o madera. Además, se pueden elegir distintos acabados en una amplia gama de colores.

paneles sandwich de poliuretano 2El uso de los paneles sándwich de poliuretano es especialmente adecuado para aplicaciones de cubiertas y fachadas en edificios industriales, cámaras frigoríficas, edificios terciarios y vivienda, tanto rehabilitación como obra nueva. Son muchas las prestaciones que ofrece este producto y que lo configuran como uno de los productos más valorados en el aislamiento de edificios. Su gran capacidad aislante, escasa degradación, bajo peso y buen comportamiento a la flexión (factor importante a tener en cuenta en caso de que haya movimientos sísmicos), su capacidad autoportante, su alta resistencia ante el fuego y su estanqueidad frente a la humedad y el aire, son solo algunas de las características que hacen que este material prefabricado sea rentable, económico y medioambientalmente eficiente.

Cubiertas, fachadas, suelos… soluciones con poliuretano para cada actuación

La versatilidad de un material como el poliuretano le hace idóneo para resolver cualquier problema de aislamiento en las actuaciones de rehabilitación que acometamos en cualquier punto de la envolvente del edificio y la situación de deterioro que presente. Para cada problema, hay una solución distinta que puede resolverse con este material en sus distintas presentaciones.

Si la cubierta que queremos aislar es plana, la proyección de espuma de poliuretano aportará rigidez a la estructura, estanqueidad y continuidad en su aislamiento, impermeabilización y eliminación de las juntas. Una vez proyectado el poliuretano es necesario aplicar una capa de elastómero que protege al aislamiento de la radiación UV e incrementa la impermeabilización de la cubierta. En el caso de una cubierta inclinada, ya sea de teja, fibrocemento o chapa, también se puede proyectar espuma de poliuretano siguiendo las recomendaciones específicas para cada tipo de soporte y aplicando, como en el caso de la cubierta plana, una capa de elastómero que incremente las prestaciones del poliuretano.

Otra opción para algunas cubiertas inclinadas, siempre que la accesibilidad bajo cubierta lo permita, es proyectar la espuma de poliuretano bajo teja, ya sea en el caso de renovación del tejado o simplemente para incrementar su aislamiento térmico y estanqueidad.

Otras veces las reformas que pensamos acometer en nuestra vivienda afectan a la fachada del edificio. Como en el caso de la cubierta, existen distintas soluciones con poliuretano dependiendo de cómo se ejecute la actuación: por el interior, teniendo en cuenta el espacio útil que puede perderse; en fachadas medianeras, por derribo del edificio colindante; por el exterior, cuando el interior de la vivienda es inaccesible y se valora cambiar la estética de la fachada, o bien su renovación por cuestiones de seguridad; o con inyección en cámaras, cuando se descarta cualquier intervención por el exterior y no se desea perder espacio en el interior.

Lo mismo ocurre tanto con el panel sándwich como con las planchas conformadas de poliuretano que ofrecen distintas soluciones y prestaciones para cada tipo de intervención ya sea en cubiertas o fachadas.

Puedes ampliar la información consultando o descargando la Guía de Aplicaciones de Poliuretano aislante térmico editada por PU Europe:

Cómo acometer el proyecto

Antes de proceder al aislamiento con poliuretano, como ocurre en cualquier intervención de rehabilitación térmica hay que valorar algunos aspectos. Es fundamental asegurar la inversión contando con materiales que tengan reconocida su calidad y prestaciones de forma certificada, sistemas constructivos adecuados y profesionales acreditados. Pero además, es imprescindible estudiar detalladamente el estado de la cubierta o la fachada que se quiere aislar, valorar los elementos de la envolvente que puedan estar afectados, estudiar la superficie, reparar los desperfectos y una vez realizado el aislamiento, ejecutar la protección necesaria que asegure un correcto mantenimiento a lo largo de la vida útil de la estructura.

poliuretano proyectado en fachadas ventiladas

En definitiva, el poliuretano es un material que ofrece soluciones a medida para acometer un aislamiento térmico eficiente de la envolvente del edificio. A su capacidad como aislante térmico hay que sumarle sus prestaciones como aislante acústico, la protección frente al agua que proporciona a las fachadas o la impermeabilidad de las cubiertas, las posibilidades de rehabilitación que brinda a los soportes en los que se instala y la drástica reducción de humedadesy otras patologías. El aislamiento con poliuretano en una vivienda se amortiza entre 6 y 10 años, dependiendo de si la calefacción es eléctrica o de gas, mientras que en naves industriales la inversión puede llegar a amortizarse en tan sólo uno o dos años.

Su durabilidad -con una vida útil superior a 50 años-, su ligereza y versatilidad, la facilidad de su montajegproyección y su escasa necesidad de mantenimiento sitúan a este producto a la cabeza de los materiales sostenibles para acometer un proyecto de rehabilitación. Rehabilitar, no es sólo una opción sino una obligación. Aislar los edificios es la actuación que mayor eficiencia energética y capacidad de ahorro presenta de todas las posibles mejoras que pueden hacerse en una obra de renovación; y hacerlo con poliuretano es apostar por la facilidad, la rentabilidad y sobre todo, por la eficacia.

Fuentes: PU EUROPE, ARQA.com y elaboración propia

 

IPUR-CTA suscripción blog

VER TAMBIÉN

Condensación aislamiento poliuretano

Normativa vigente para el poliuretano como aislante térmico en edificación

Las normas que afectan al poliuretanoproyectado e inyectado en edificación son las siguientes. Normas de …

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies