La durabilidad de los paneles sándwich

Los paneles sándwich de poliuretano se utilizan para multitud de tipos de construcciones. Desde construcciones industriales a edificios públicos o viviendas particulares. Están compuestos por dos láminas de acero galvanizado y un núcleo de poliuretano inyectado de alta densidad, garantizando una baja transmitancia térmica. Además, tienen un comportamiento muy eficiente en todos los climas y condiciones atmosféricas.

La durabilidad de los paneles sándwich hace que se utilicen habitualmente en construcción como aislantes en: techos, cubiertas, fachadas y muros divisorios. Esto es debido a que son una estructura estable, rápida, ligera y con extraordinarias propiedades aislantes. El poliuretano es uno de los mejores materiales aislantes térmicos que existen en el mercado, pero también supone una barrera impermeable que no permite que surjan bacterias ni hongos y, además, no genera olores.

 

Paneles sandwich

 

Durabilidad de los paneles sándwich: una opción a la construcción sostenible

Teniendo en consideración los objetivos de sostenibilidad fijados por la Unión Europea, una de las características más destacadas de los paneles sándwich es su contribución a la sostenibilidad. La durabilidad del poliuretano es muy superior a la de los edificios y las propiedades aislantes permanecen intactas durante más de 50 años.

Además, ayuda a mejorar la eficiencia energética del edificio, ya que un aislamiento óptimo, contribuye a un mejor aprovechamiento de la energía. Cabe destacar que tanto el acero del panel como el núcleo de espuma son completamente reciclables, favoreciendo la adecuada gestión de los paneles como residuos.

En cuanto a la instalación, gracias a su ligereza pueden ser instalados manualmente sin necesidad de usar grúas, contribuyendo a una menor emisión de gases contaminantes durante la construcción.

Por último destacar que, las propiedades estructurales del panel lo hacen un material auto-portante, es decir, se necesita menos cantidad de estructura metálica o de madera para su soporte, lo que favorece la reducción de gastos, energía y mano de obra.

 

Rapidez en su montaje y construcción

Los paneles sándwich, además de su gran durabilidad, permiten una construcción rápida y en seco, lo que permite un ahorro de tiempo en la construcción, que se traduce en una mejora de la eficiencia energética. A modo de ejemplo: en una hora, una persona puede montar hasta 10 metros cuadrados de pared con paneles sándwich.

Otra de las ventajas que presentan los paneles es que se cortan a medida de las necesidades de la obra. Y además, como se fabrican en procesos continuos industrializados no se desperdicia material.

Todas estas ventajas contribuyen a que los paneles sándwich sean cada vez más empleados en la construcción de vivienda eficiente.

 

Descarga - Análisis del ciclo de vida medioambiental y económico del poliuretano

Descarga - Análisis del ciclo de vida medioambiental y económico del poliuretano

Guía Rehabilitación
Guía y Documentos
Categorías
Últimas novedades

Subscríbete a nuestra Newsletter

Sin spam, notificaciones solo sobre nuevos productos, actualizaciones.

Blogs temáticos

Síguenos

Artículos relacionados