Cómo evitar los puentes térmicos: ¿cuáles son las soluciones?

¿Quieres ahorrar en calefacción y beneficiarte de un mayor confort térmico? Los puentes térmicos son los responsables de la pérdida significativa del calor en una vivienda. Para combatirlos, opta por un aislamiento óptimo de las paredes, los techos y las ventanas de tu hogar.

 

Todo lo que necesitas saber sobre los puentes térmicos

Los puentes térmicos están presentes en cualquier edificio. Para contrarrestarlos, debes ante todo saber qué son y en qué elementos de la casa centrar tu atención y tu energía.

 

Cómo evitar los puentes térmicos: ¿cuáles son las soluciones?

 

¿Qué son los puentes térmicos?

Los puentes térmicos representan defectos en el aislamiento de una vivienda, y, por lo tanto, permiten la salida del aire caliente y la entrada del frío o viceversa. Son varias las razones que pueden crear un puente térmico. Según su origen, los puentes térmicos pueden adoptar la forma de un área o incluso de una línea. Cabe señalar que estos no son necesariamente responsables de las corrientes de aire dentro de la vivienda.

Ventajas del Aislamiento
Ventajas del Aislamiento

¿Dónde se encuentran los puentes térmicos en una edificación?

Son varias las causas que pueden dar lugar a puentes térmicos en una edificación:

  • La unión entre diferentes elementos: no siempre es posible asegurar el aislamiento de un área de este tipo, como entre una fachada y una cubierta o una fachada y una solera.
  • Cambios en el espesor del cerramiento o de los materiales que lo componen, como es el caso de las hornacinas de los radiadores.
  • Cualquier apertura en la fachada también genera un puente térmico. Las carpinterías exteriores constituyen así los principales puentes térmicos.

Para las personas, sigue siendo difícil identificar un puente térmico sin una herramienta adecuada (cámara térmica). Sin embargo, un truco es poner las manos en las paredes para identificar los puntos fríos.

 

Cómo evitar los puentes térmicos: ¿cuáles son las soluciones?

¿Cómo eliminar los puentes térmicos?

Como cualquier edificio, una vivienda no puede escapar completamente a los puentes térmicos. Sin embargo, existen opciones para limitarlos, realizando reformas o eligiendo elementos diseñados para reducirlos.

 

Reducir los puentes térmicos a nivel de carpintería

La carpintería es uno de los principales puentes térmicos en una edificación. En el caso de las carpinterías de aluminio, el problema puede adquirir grandes proporciones. Es un material conductor que, por lo tanto, deja entrar el frío y salir el calor o viceversa.

Para remediarlo, es importante optar por ventanas con rotura de puente térmico. Son ventanas cuya carpintería contiene un perfil de plástico entre ambas caras para reducir las pérdidas de calor. Si su carpintería de aluminio tiene más de 25 años, ¡ya es hora de pasarse a esta tecnología!

 

Aislar las paredes para limitar la pérdida de energía

Las opciones de aislamiento de fachadas para evitar puentes térmicos son diversas, y se diseñan según las características de cada fachada y las necesidades de cada edificio. El poliuretano es el material aislante más popular del mercado, además de flexible y rentable, por lo que es muy utilizado para este tipo de construcciones.

 

  • Aislamiento de fachadas por el exterior con poliuretano proyectado

Para que sus paredes tengan un aislamiento lo más homogéneo posible, sin roturas en el mismo, es recomendable optar por su aislamiento por el exterior. La operación consiste en colocar material aislante en el exterior de la vivienda, entre los muros exteriores y el revestimiento de fachada.

 

  • Aislamiento de fachadas con poliuretano inyectado

El poliuretano inyectado en cámara de aire es una buena solución de aislamiento energético. La espuma se inyecta directamente en la cámara, expandiéndose constantemente. No excluye espacios interiores ni exteriores, no requiere mantenimiento y otorga rigidez a la fachada, y está reforzado estructuralmente.

 

  • Aislamiento de fachadas con planchas de poliuretano

Otra opción para el aislamiento es la espuma rígida de poliuretano (PUR) o la espuma de poliisocianurato (PIR). De esta manera, la capa interior de la fachada ventilada se forma mediante sujeciones metálicas. Estos paneles aseguran una capa continua de aislamiento, eliminando la posibilidad de intrusión. Se puede recubrir con aluminio para conseguir un excelente aislamiento y un mínimo espesor. Además, estos paneles son livianos, fáciles de cortar y manejar, con poco uso de remaches metálicos.

 

  • Aislamiento de fachadas con paneles sándwich de poliuretano

Este sistema es muy recomendable para cubiertas y fachadas industriales. Con él se consigue un importante grado de aislamiento tanto en la luminosidad como en la estética del edificio.

 

La instalación se realiza utilizando la estructura metálica y los paneles sándwich como elementos portantes. Procederemos al acabado interior, por ejemplo, paneles de yeso laminado. El tablero multicapa tiene una capa interior de poliuretano cubierta con dos capas de metal, una a cada lado. De esta forma se consigue resistencia y aislamiento.

Ventajas del Aislamiento
Ventajas del Aislamiento

Guía Rehabilitación
Guía y Documentos
Categorías
Últimas novedades

Subscríbete a nuestra Newsletter

Sin spam, notificaciones solo sobre nuevos productos, actualizaciones.

Blogs temáticos

Síguenos

Artículos relacionados