PORTADA » El PU en nuestra vida » El Poliuretano en nuestra vida: los bañadores de Poliuretano

El Poliuretano en nuestra vida: los bañadores de Poliuretano

La alta tecnología de los ‘bañadores de Poliuretano’ propició una oleada de récords en el mundo de la natación

bañador poliuretano
bañador poliuretano

Los Juegos Olímpicos de Londres están a la vuelta de la esquina, y todavía persiste la confusión en el uso de trajes de baño. Hace tres años, cuando los dirigentes de la natación decidieron prohibir los trajes recubiertos de Poliuretano, se pensó que ello pondría fin a la carrera tecnológica que buscaba dar más velocidad a los deportistas en la piscina. De hecho, en estos juegos, no hay tanta atención sobre el traje que usará determinado nadador, sino acerca de cuántos récords mundiales caerán.

La controversia sobre el avance tecnológico que supuso para este deporte los nuevos bañadores ‘hi-tech’ de Poliuretano se remonta varios años atrás. Tras su uso en varias competiciones oficiales, las beneficios que las características del Poliuretano (versatilidad, elasticidad, ligereza o resistencia) aportaban a los nadadores quedaron a la vista: 54 centésimas de ventaja.

En los mundiales de Natación de Roma 2009, por ejemplo, dejaron al descubierto esa cada vez más palpable unión entre ciencia y deporte mediante los avances en los trajes de los nadadores: de la piel de tiburón al Poliuretano. Dentro de los hitos históricos de ese campeonato, se registraron más de 20 récords mundiales batidos y la ciencia que hay detrás del deporte y ha permitido que en menos de un año y medio se han superado 130. ¿Cómo fue posible? Los especialistas no tardaron en apuntar como causa principal al nuevo bañador de Poliuretano.

Después del bañador de piel de tiburón con el que el australiano Ian Thorpe batió numerosos registros en Sidney 2000, llegó el Poliuretano. El Poliuretano, compuesto de miles de pequeñas células cerradas con aire, menos denso que el agua, en su interior. Ello permite mayor flotabilidad y menor resistencia al agua. La resistencia de una persona en el agua es 780 veces mayor que la que experimentaría si nadase en el aire. Por lo tanto, cuanto menor sea la superficie sumergida, mayor será la ventaja.

Un sólo milímetro hace una gran diferencia. De hecho, el nuevo traje proporciona 54 centésimas de ventaja respecto a otros que contienen 50% de poliuretano (los que usa Michael Phelps). No tienen costuras, permiten prolongar un 24% más la velocidad punta y están realizados en el material más liviano hasta el momento: 99 gramos por metros cuadrado. Tan avanzado resulta este traje, ya que no se le puede llamar bañador, que los atletas tardan unos 45 minutos en ponérselo.

El ingeniero encargado de marketing y exportación de Joluvi, David Garrido, explica el secreto: «La prenda es de Poliuretano; un material impermeable. Esto hace que se formen pequeñas burbujas de aire que ofrecen mayor flotabilidad». Además, al ser muy ajustada, «imprime una presión sobre el cuerpo, suficiente como para que al nadador le sea más fácil estar en posición horizontal y mantener el cuerpo en posición hidrodinámica». El problema surgió, según Garrido, cuando la Federación Internacional de Natación (FINA) homologó los primeros bañadores Speedo con paneles de este material. Fue la cerilla que encendió la mecha.

Entre los nadadores las voces son discordantes. Para algunos es sólo una mejora más, como las de las zapatillas de los corredores. Para otros, como el rey de la natación mundial, el estadounidense Michael Phels, supone un avance que beneficia a los deportistas medriocres. Phels cayó en los 200 libres de Roma ante Biedermann, enfundado en un bañador «milagro», si bien ayer consiguió un nuevo récord mundial en la final de 200 mariposa.

David Garrido argumenta que «el buen nadador flota mejor por naturaleza, por su físico». «El poliuretano permite mejorar la flotabilidad de aquellos que dada su complexión no son tan buenos para la natación. Los mejores quedan entonces en desigualdad ya que no notan tanto la mejora con el bañador y se prima, por ejemplo, la fuerza física», añade.

Bañadores de poliuretano, prohibidos para la natación? Historia de un desencuentro.

Inicialmente, en el verano de 2009, la Federación Internacional de Natación (FINA) declaró válidos los bañadores de Poliuretano que la propia federación había vetado un mes antes. Entre los modelos readmitidos se encontraban los famosos X-Glide de Arena y el Jacked 01, que fueron utilizados por Alain Bernard y Frederick Bousquet cuando consiguieron los récords mundiales en 100 y 50 metros libres, respectivamente, durante el campeonato nacional de Francia en abril, unos meses antes. Así, la posibilidad de que dichos récords fueran invalidados ya no era factible.

¡Suscríbete a Aisla Con Poliuretano!

Bañadores prohibidos por la FINA

Los nuevos modelos podrían así utilizarse en los Campeonatos del Mundo en Roma, que se disputarían entre el 26 de julio y el 2 de agosto de ese 2009.

El 19 de mayo, tras varias jornadas de pruebas con los bañadores, la FINA aprobaba un total de 202 modelos de entre los 348 disponibles. De los restantes, a 136 se les concedió un mes para ser modificados y diez bañadores de poliuretano fueron prohibidos de forma definitiva, entre ellos los citados X-Glide y Jacked 01, fabricados íntegramente de poliuretano, un material resistente al agua y que facilita la flotabilidad.

La forma de los trajes de baño de poliuretano de cuerpo entero, hasta la rodilla, etc.- sería examinada antes de competir. La FINA aseguró entonces que continuaría controlando la evolución de los bañadores y adoptaría nuevas reglas según nuevos criterios para 2010. Y no se hizo esperar: la FINA prohibió los bañadores de Poliuretano a partir de enero de 2010 y obligaba a volver a los trajes de baño textiles clásicos. A pesar de ello, la federación internacional había dicho que los récords establecidos con los bañadores ‘hi-tech’ continuarían aunque se demostrara que no podían ser batidos con trajes textiles.

La decisión satisfizo enormemente al entrenador estadounidense Bob Bowman, que amenazó con sacar a Michael Phelps, el campeón mundial que acumula en su palmarés 14 medallas olímpicas de oro., de la competición si no se retiraban.

En un reflejo de esa anarquía que pareció imperar en los Juegos Olímpicos de Beijing 2008 y en el Mundial de 2009, los nadadores muestran ahora trajes que les proporcionan sus patrocinadores y que parecen mejorar la velocidad. Las delegaciones tratan de cerciorarse de que sus deportistas tengan los mejores trajes disponibles, sin importar cuál es su proveedor oficial.

Esta vez, se han invertido los papeles entre dos de los principales fabricantes. 
Mientras que el LZR Racer de Speedo causó furor en las Olimpíadas anteriores, el Powerskin Carbon-Pro de Arena parece gozar las preferencias esta vez.

“Hace cuatro años, la diferencia en el desempeño era mucho mayor”, dijo Giuseppe Musciacchio, gerente general de desarrollo de marca de Arena. “Ahora no hablamos de segundos, pero dos décimas pueden marcar la diferencia en una competición olímpica”.

VER MÁS APLICACIONES DEL POLIURETANO EN NUESTRA VIDA

Pero ni el traje ni el sistema han despegado.
“El nuevo traje es horrible”, consideró el entrenador holandés Titus Mennen durante el campeonato europeo celebrado la semana anterior en Debrecen, Hungría. “Se pone muy pesado y es difícil para las mujeres ponérselo, tirando de las correas por encima de su cabeza. Luego, se le forman protuberancias en el agua. Es algo en lo que Speedo tiene que trabajar”.

No será este año. De acuerdo con las reglas implementadas por la FINA en 2009, todos los trajes usados este año tenían que someterse a un proceso de aprobación a más tardar el 1 de julio de 2011 y tenían que haber salido al mercado para el primer día de 2012.

Así, muchos atletas usan todavía el traje creado por Speedo en 2010, el LZR Racer Elite, presentado después de que la FINA limitó a los hombres a usar trajes que cubrieran entre la cintura y las rodillas. Las mujeres sólo pueden usar trajes que cubran de los hombros a las rodillas, y en ambos casos únicamente pueden emplearse fibras textiles.

“Estamos nadando con los viejos trajes”, dijo Mennen. “Hemos pedido tener nuevas versiones de los modelos viejos para el verano, pero a Speedo no le agrada la idea de volverlos a suministrar”.

Speedo discrepó, al emitir un comunicado en el que insistió en que “el traje Fastskin LZR Racer Elite será ofrecido a los atletas que puedan y elijan usarlo durante los Juegos Olímpicos”.

El poderoso equipo estadounidense permite que sus integrantes utilicen el traje que quieran, aunque Speedo es el patrocinador. La misma situación se presenta con otros tres equipos destacados: Australia, Holanda y Gran Bretaña. Los británicos están ansiosos por tener una gran actuación frente a su público. Hubo algunos cambios en el traje durante las pruebas en Gran Bretaña, realizadas en marzo en la misma piscina que albergará los Juegos.

“Lo que me sigue frustrando es que todos vienen ahora con sus propios trajes”, dijo el entrenador británico Dennis Pursley. “Sí, es un paso en la dirección acertada el cambiar las reglas en cuanto a los materiales y diseños, pero los fabricantes del traje esperan hasta la última hora para lanzar sus modelos, y los atletas tienen que encontrar oportunidades de competir con los diferentes trajes y de determinar cuál les funciona mejor”.

En el campeonato europeo, cuando el italiano Filippo Magnini ganó los 100 metros estilo libre, usó un traje Jaked con el logotipo cubierto. El nadador es patrocinado por Speedo.

“No creo que (Speedo) haya cumplido los objetivos con ese traje. Nadie está usando el sistema de tres partes”, dijo Claudio Rosetto, entrenador de Magnini. “Para los hombres, los trajes no marcan ahora una diferencia tan grande, pero si hay un efecto negativo hay que considerarlo”.

Cuando Fabio Scozzoli, compañero de Magnini, ganó los 100 metros de espalda, también en el campeonato europeo, usó el Speedo de 2010. “Mientras éste me siga funcionando, lo usaré”, dijo Scozzoli. “El nuevo traje aprieta demasiado, es pesado y parece retener agua”.

Pero Speedo aseguró que Phelps y su compañero Ryan Lochte, los dos principales aspirantes a medallas en Londres, usarán la nueva prenda. “Michael y Ryan compitieron recientemente con el Speedo Fastskin3 Super Elite y con los trajes Elite, la gorra Super Elite y las gafas Elite, y esperamos que usen el sistema este año”, informó la empresa en su comunicado. “Sin embargo, algunos deportistas que se sienten más familiarizados con otros trajes ligeros siguen empleando el Speedo LZR Racer Elite”.

¡Suscríbete a Aisla Con Poliuretano!

Revolucionar la natación

Speedo ha asegurado junto con la FINA (Federación Internacional de Natación) la aprobación de un concepto para revolucionar la natación, donde una gorra, gafas y un traje diseñado para trabajar juntos como un sistema revolucionario de carreras ofrece a los nadadores una solución coherente, hidrodinámica para cortar a través del agua con la máxima eficacia.

El Speedo Fastskin 3 Racing Sistem ofrece ventajas inigualables a los nadadores, incluyendo una reducción de la resistencia de todo el cuerpo pasivo de hasta el 16,6 por ciento, un 11 por ciento de mejora en la economía de oxígeno del nadador que les permite nadar más fuerte durante más tiempo, y un 5,2 por ciento de reducción en la fricción del cuerpo activo. Con un diseño distintivo y futurista que tiene en cuenta tanto la fisiología y la psicología del nadador de élite, el Speedo Fastskin 3 Racing Sistem mejora la eficiencia hidrodinámica y la comodidad, al tiempo que mejora el enfoque de la atleta.

El resultado es un traje de baño Speedo más avanzados y tecnología de los equipos desde la introducción de nuevas normas FINA en enero de 2010, el fortalecimiento de Speedo reputación de clase mundial como una de las marcas más innovadoras.

Observaciones al nuevo traje de natación de poliuretano

Pasó el ciclón de los trajes baño de poliuretano y parecía que las marcas se tomaban un respiro. En Pekín 2008 el Speedo LZR Racer fue el gran protagonista marcando una nueva tendencia, después de su lanzamiento en el mes de febrero de ese año.

Otras muchas marcas lo intentaron con réplicas más o menos exitosas. Al año siguiente, en el Mundial de Roma 2009 el italiano Jaked aportó mucho más poliuretano que textil en el traje de baño y arrasó en los mercados.

En un nuevo año olímpico Speedo, de nuevo, fue la primera en presentar su traje de baño insignia, el Fastskin3, pero al parecer no ha cosechado el mismo entusiasmo que su versión anterior. Criticado por unos por su extrema rigidez y con algunos problemas de roturas en la versión para mujeres se ha encontrado a un duro competidor, el Arena Carbon Pro presentado hace un par de meses.

El prestigioso blog brasileño “Blog do Coach” ha ido informando sobre diferentes apreciaciones de nadadores de primera línea de ambos trajes de baño de competición, y su veredicto es a favor de la prenda de Arena. Quedan menos de 3 meses para los Juegos Olímpicos de Londres 2012, ¿serán los trajes de baño importantes en el resultado final?

“Me siento a gusto”

Michael Phelps, considerado como el nadador más completo de todos los tiempos, ha llevado los aplausos por el concepto, diciendo: “Speedo Fastskin 3 me hace sentir completamente a gusto en el agua. Me siento seguro, me siento cómodo y me siento como si estuviera usando el más rápido”.

Speedo ha sido diseñado y fabricado los tres elementos juntos (trajes, gorros y gafas) para generar un sistema unificado que trabaja en sinergia, la incorporación de muchas novedades del mundo de la tecnología de la natación.

El Speedo Fastskin utiliza un sistema anatómico, “Ajustar marcadores de puntos, en puntos estratégicos a través de la gorra, gafas y un traje, que indican la forma de alinear el sistema de carreras con precisión en el cuerpo para lograr un ajuste óptimo para el mejor desempeño. Intuitiva tecnología de FIT IQ maximiza la comodidad y reducir al mínimo la resistencia a la natación y la resistencia”.

Arena utiliza fibras de carbón

La firma italiana de bañadores Arena introduce en el mercado el Powerskin Carbon Pro, un nuevo bañador de competición basado en fibra de carbono prometiendo una compresión muscular inteligente y una durabilidad sin precedentes gracias al material empleado para su confección que conserva la elasticidad en el tiempo.

Si algunas firmas de bañadores siguen hablando en su publicidad de efectos de mejora en el rendimiento, algo que está prohibido, Arena apuesta por no promocionarlo dejando al propio nadador que decida si esta nueva tecnología, utilizada en otros muchos campos de alto rendimiento, ayuda en la comodidad y por ende a conseguir un mejor aprovechamiento del nado.

Según la marca, para ofrecer una solución innovadora al problema de la compresión, Arena ha incorporado la fibra de carbono en el tejido de la tela del Powerskin Carbon Pro. Conocido por sus propiedades únicas tanto estructurales como mecánicas, la fibra de carbono se bloquea cuando un nivel de tramo crítico es alcanzado, mientras que conserva la demanda de elasticidad.

Esto proporciona una aceleración en la compresión sobre esas zonas específicas sobre extendidas, aumentando el apoyo y el control en dónde se necesitan, sin quitarle la movilidad al nadador.

Fuentes: Reters.com, lne.es y lostiempos.com

Fotos: Reters.comlne.es

 

IPUR-CTA suscripción blog

VER TAMBIÉN

espumas de poliuretano en el relleno y sellado de cavidades pleurales

La exitosa aplicación de espumas de poliuretano en el relleno y sellado de cavidades pleurales

La última innovación en la aplicación del poliuretano a la medicina tiene sello español. Un …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies