PORTADA » Sostenibilidad » Construcción Sostenible » Precauciones en el aislamiento térmico de nuestra casa

Precauciones en el aislamiento térmico de nuestra casa

¿Cuáles son las precauciones que debemos tomar a la hora de aislar térmicamente nuestros hogares?

Gracias a la piel, el organismo humano se comporta de modo que la pérdida de energía con el medio que le rodea tiende a cero.

La tecnología de la construcción aún no ha avanzado lo suficiente para conseguir una envoltura a los edificios que funcione tan eficazmente, pero sí disponemos de mecanismos que, utilizados conjuntamente, nos permiten regular de modo bastante satisfactorio los intercambios de energía con el ambiente exterior.

 

Aislamiento térmico significa barrera que aísla, que hace difícil la transferencia de calor de un sitio a otro. Un buen aislamiento térmico debe evitar los puentes térmicos y, aún así, no asegura por sí solo el confort ni el ahorro energético si no va acompañado de otra serie de medidas.

 

¿Qué medidas hay que tomar para aislar correctamente una vivienda?

Un aislamiento térmico técnicamente correcto necesita un buen diseño, que permita la captación de energía solar, su almacenamiento en invierno y su disipación en verano.

Es necesario tener en cuenta dónde se posiciona el aislamiento térmico para que funcione de manera correcta, dado que las transferencias de calor en una casa se producen en forma múltiple por radiación, por convección y por conducción.

No sirve de nada la colocación de un buen aislante si se dejan puentes térmicos que permitan la fuga de calor a través de ellos. Esto se ve en paredes con cámara realizadas por ventanas y puertas de baja calidad funcional.

En el aislamiento térmico de la casa la transmisión de calor por convección necesita de un fluido en movimiento, se nota esto en el movimiento de masas de aire dentro de las habitaciones y el escape o entrada desde el exterior a través de aberturas.

 

Con respecto al aire en el interior de la casa, especialmente en ambientes donde se genera o circula un aire cargado de humedad, hay una gran posibilidad que por falta de aislamiento térmico esta humedad acabe condensando sobre las superficie de paredes y aberturas que no cuentan con un aislamiento térmico bien diseñado.

El punto de rocío deberá calcularse para que coincida por la parte exterior del aislamiento térmico, que no se condense la humedad del aire ambiente dentro de la masa de las paredes y que su evaporación no enfríe el interior.

Por otro lado, las humedades ascendentes por remonte capilar provenientes del subsuelo, es una gran falla del aislamiento térmico de la vivienda, toda esta agua subiendo por las paredes enfría los ambientes, y en climas calurosos produce superficies por donde se pierde la climatización, con ambientes excesivamente húmedos, insoportables e insalubres.

En cuanto al aislamiento térmico de las paredes frente la radiación solar, la casa se calienta en general y en especial en las superficies con frente al sol, también los cerramientos presentan puntos por donde se produce el ingreso de mucho calor por radiación.

 

IPUR-CTA suscripción blog

 

Fuente: Solucionesespeciales.net, colaborador de IPUR

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

VER TAMBIÉN

edificio-energia-casi-nula

Edificios de Energía Casi Nula: ¿tendencia o necesidad?

La industria del poliuretano apuesta por la Casa Pasiva como referencia para la construcción del …

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies