PORTADA » Sostenibilidad » Ahorro y Eficiencia Energética » La Unión Europea aprueba una nueva directiva sobre eficiencia energética que contempla la rehabilitación energética de edificios

La Unión Europea aprueba una nueva directiva sobre eficiencia energética que contempla la rehabilitación energética de edificios

El Parlamento Europeo adopta nuevas medidas de eficiencia energética que deberán asumir los estados miembros, las compañías energéticas y las grandes empresas

El Parlamento Europeo aprobó el pasado 11 de septiembre una nueva directiva sobre eficiencia energética que posibilitará alcanzar el objetivo ya marcado de reducir un 20 % el consumo energético de cara a 2020. Esto redundará en un avance en la lucha contra el cambio climático, además de suponer un ahorro de 50.000 millones de euros al año y una reducción de las emisiones de CO2 en 740 millones de toneladas.

 

Para conseguir los resultados previstos en el texto, que fue aprobado con 632 votos a favor, 25 en contra y 19 abstenciones, será necesario el total apoyo de los estados miembros, que tendrán un año y medio de plazo para adaptar sus legislaciones nacionales a la normativa. Es más, si los gobiernos se limitan a aplicar los requisitos mínimos planteados en la directiva, el ahorro que se conseguirá será de alrededor del 17 %.

 

Esta nueva ley europea aborda tres líneas principales que afectan a tres actores diferentes: estados, grandes empresas y compañías energéticas.

 

Los estados deberán renovar cada año el 3 % de la superficie total de los edificios dependientes de la administración central. Esta medida se aplicará inicialmente a las edificaciones con una superficie útil mayor de 500 m2, aunque en julio de 2015 el límite inferior se rebajará hasta los 250 m2. No obstante, se concede libertad a los estados para proponer mecanismos alternativos, siempre que se logre un ahorro energético equivalente.

 

Así se espera dar un impulso a la economía y a la creación de empleo, además de reducir los costes crecientes de las importaciones energéticas, que en 2011 se cifraron en 488.000 millones de euros, equivalentes al 3,9 % del PIB de la Unión Europea.

 

A su vez, las compañías energéticas deberán presentar planes de ahorro para 2020, que habrán de superar el 1,5 % de las ventas anuales de energía a clientes finales entre 2014 y 2020. También en este caso, la directiva deja libertad a estas empresas para proponer métodos de ahorro alternativos.

 

Por último, las grandes empresas habrán de someterse cada cuatro años a una auditoría energética, que correrá a cargo de expertos acreditados por la UE. La primera auditoría dará comienzo tres años después de la entrada en vigor de la directiva.

 

Para conseguir la financiación necesaria para desarrollar adecuadamente esta normativa, el Parlamento Europeo pone a disposición de los estados miembros y recomienda el uso de los Fondos Estructurales, el Fondo de Cohesión, el Fondo Europeo Agrícola y el Fondo Europeo de Eficiencia Energética.

 

Pese a la aprobación de la nueva directiva de eficiencia energética, cabe destacar que tanto el Gobierno de España, como Portugal y Finlandia, votaron en contra por no tener en cuenta sus “esfuerzos ya realizados” y por el gasto que suponen en el momento de crisis económica.

 

Fuente: empresaeficiente.com

 

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

VER TAMBIÉN

La Casa Pasiva de Poliuretano incorpora 3 tipos de aislamiento diferentes

Entre las diferentes aplicaciones de la casa pasiva para aislar envolvente, cubierta e interiores, encontramos …

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies