PORTADA » General » IPUR celebra el 75 aniversario de la invención del Poliuretano

IPUR celebra el 75 aniversario de la invención del Poliuretano

El Dr. Otto Bayer presentó la patente de la química del Poliuretano en 1937, un material que continúa ofreciendo nuevas posibilidades de aplicación

En 1937 el Dr. Otto Bayer estaba buscando una nueva vía para sintetizar fibras que, tras la invención del nylon, había aumentado la demanda de fibras sintéticas para sustituir a la seda. Con 35 años de edad, al entonces jefe del laboratorio científico principal de la denominada I.G. Farbenindustrie en Leverkusen (Alemania), pretendía conseguir un método de producción de plásticos más sencillo y con menos subproductos.

 
Su invención de la química del Poliuretano (PUR), basada en la reacción de diisocianatos y polioles, se implantó no sin esfuerzo: la idea de sintetizar plásticos a partir de los isocianatos, conocidos por su elevada reactividad e inestabilidad química, no fue bien acogida por sus superiores. A pesar de ello, el 13 de noviembre de 1937 se solicitó una patente sobre los resultados de la investigación y se puede considerar que la patente alemana DRP 728.981 constituye la partida de nacimiento de la química del poliuretano.

 

Al contrario de lo que se esperaba, a partir de los primeros intentos no se consiguen fibras —que llegarían algo más tarde—, sino una espuma cuyos poros se deben a la formación de dióxido de carbono como subproducto.

 

 

Evolución histórica
Tras la Segunda Guerra Mundial comenzó una rápida evolución de la química del poliuretano, así como de la tecnología de transformación, los ámbitos de aplicación y los mercados y, por ende, también de las capacidades. En 1952 se presenta por primera vez un bloque elástico de espuma flexible de la marca Moltopren a partir de diisocianato de tolueno (TDI) y polioles-poliéster. En los años siguientes se introducirá también el poliéter en el mercado, lo cual ampliará claramente las posibilidades de aplicación de los poliuretanos.

 

En 1955 se registran las primeras marcas de Poliuretano , como Desmopan®, de Poliuretanos termoplásticos (TPU) —poliuretanos por su origen químico y termoplásticos por su proceso de transformación—, unos productos versátiles que ofrecen un amplio espectro de posibilidades de uso.

 

La década de los 60 marca la consecución de un nuevo hito en la historia del PUR: se presenta por primera vez una espuma rígida con capas metálicas superpuestas, lo que hoy se conoce como paneles metálicos tipo sándwich. Las espumas flexibles, por su parte, conquistan los muebles y los asientos de los coches al ofrecer confort y una elevada seguridad. Y en la industria frigorífica, en 1962 se empiezan a usar los aislantes térmicos con espuma rígida de poliuretano.

 

A la vista de estos grandes avances no es de extrañar que también el consumo de PUR aumente de forma exponencial. Solo durante los años 60 la producción anual mundial aumenta de las 200.000 toneladas a más de 500.000. Esta es también la época en la que ya está en el mercado todo el espectro de componentes de poliuretano: desde los diisocianatos pasando por los distintos tipos de polioles, catalizadores y espumantes, hasta aditivos para los más variados fines.

 

Otro de los resultados de la cooperación entre químicos e ingenieros fue la introducción en 1971 de la técnica del moldeo por inyección con reacción (RIM) que permite, mediante la introducción de componentes reactivos de PUR a alta presión en un molde, la fabricación de piezas grandes en ciclos breves y elevada calidad reproducible. Así, actualmente se fabrican en un solo paso piezas grandes de carrocería de varios metros cuadrados de superficie para maquinaria agrícola.

 

La década de los 90 se caracteriza por la expansión global del Poliuretano. Al mismo tiempo, las principales empresas productoras crean redes mundiales de centros de asesoramiento, distribución y servicio técnico para prestar apoyo a los clientes y que estos obtengan suministros flexibles y rápidos.
Presente y futuro
El comienzo del nuevo milenio abre la puerta a una nueva clase de materiales compuestos que combinan un bajo peso con una elevada rigidez, y que ofrecen numerosas posibilidades de aplicación, desde los automóviles a los aparatos sanitarios.

 

Las grandes tendencias globales, como el cambio climático, están planteando nuevos retos tanto en el ámbito del aislamiento térmico de edificios y en la cadena del frío, como en el de la construcción de automóviles ligeros que funcionen de forma eficiente y preserven los recursos naturales.

 

Entre las nuevas soluciones para estas grandes tendencias y se han presentado algunas novedades al respecto en el marco de la feria UTECH 2012 como, por ejemplo, un sistema de espuma rígida para la cadena del frío con la que se consigue un aislamiento mayor y un material más ligero para la fabricación de piezas de automóviles.

 

Además, también se están abriendo perspectivas totalmente nuevas para la fabricación ecológica de materias primas de PUR. Estos hechos hacen prever que la buena trayectoria de los poliuretanos continuará también en el siglo XXI.

 

Fuente: Bayer y mundoplast.com
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

VER TAMBIÉN

Los próximos 13 y 14 de diciembre se celebra el Congreso de Edificios de Energía Casi Nula

El Congreso de Edificios de Energía Casi Nula (EECN) es el principal Foro de encuentro …

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies