Caso de éxito: Eficiencia energética en una residencia de estudiantes en Finlandia

La estrategia europea para conseguir unos edificios eficientes no solo afecta a los edificios públicos, sino también a los residenciales, tanto de obra nueva como de rehabilitación. El poliuretano proyectado es un gran aliado a la hora de conseguir que la envolvente sea eficiente en términos de aislamiento.  A continuación vamos a analizar el caso de éxito en eficiencia energética en una residencia de estudiantes, unos apartamentos de nueva construcción destinados a estudiantes, calificado como edificio de energía casi nula, que se construyó en 2010 en Kuopio (Finlandia).

Cómo se implementa la eficiencia energética del edificio a través de los materiales

El edificio residencial constaba de 5 pisos con 47 apartamentos accesibles para estudiantes. Lo que suponía en cifras globales, un volumen total de construcción: 6900 m3 y superficie bruta calentada 2125 m2 sin garaje.

Las paredes se aislaron con una proyección de poliuretano de 300 mm, a lo que sumaron elementos sándwich de hormigón (con un valor U 0,08). La cubierta se construyó de losa hueca, sobre la que nuevamente se proyectó una capa de poliuretano  de 270 mm de espesor, a la que se añadió una capa de grava ligera de 90-160 mm y hormigón de 100 mm.

La espuma de poliuretano proyectado es una manera económica y versátil de aislar todo tipo de espacios, incluyendo los complicados y de difícil acceso. La espuma de Poliuretano se proyecta directamente sobre la superficie a aislar de forma que se consigue una capa consistente y continua, sin juntas ni huecos, eliminando cualquier puente térmico. Su versatilidad le permite dar solución a las necesidades de aislamiento térmico tanto en obra nueva como en rehabilitación.

Descarga - Análisis del ciclo de vida medioambiental y económico del poliuretano
Descarga - Análisis del ciclo de vida medioambiental y económico del poliuretano

Balance energético del edificio

Estas acciones suponían un consumo total energético del edificio de 107.100 KWh/a. La producción total de energía renovable creada por el propio uso del edificio (agua calentada por energía solar y electricidad solar, calefacción geotérmica y energía térmica): 85 600 KWh/a.

A estas cifras, hay que añadir la energía de calefacción comprada a la red de calefacción urbana: 17.335 KWh/a; y la electricidad comprada a la red: 4.230 KWh/a. Para contrarrestar estas partidas, se calculó que la energía de calefacción y electricidad vendida al sistema de calefacción urbana y a la red eléctrica sería de 19.273 kWh/a.

En definitiva, el balance energético total de edificio es de -2 292 KWh/a (energía a comprar de fuentes externas). Un claro ejemplo que muestra como los edificios de energía cero son viables incluso en regiones con condiciones climáticas adversas y baja radiación solar como es el caso de Finlandia.

 

Suscríbete a la newsletter
Suscríbete a la newsletter

Artículos relacionados