PORTADA » Sostenibilidad » Gestión de residuos » Comienza el proyecto REVA-WASTE que propone una nueva jerarquía para el tratamiento de residuos

Comienza el proyecto REVA-WASTE que propone una nueva jerarquía para el tratamiento de residuos

 

“Prevención, reutilización, reciclado y eliminación, como respuesta a las directrices que se establecen en la Directiva sobre residuos 98/2008/CE, que fomenta una nueva jerarquía de prioridades para tratar los residuos

Demolicion-y-gestion-de-residuos-de-construccion_Poliuretano_IPUR_by-albalicentrosComo os venimos contando en aislaconpoliuretano.com,  en la actualidad, los residuos plásticos urbanos se trasladan a una planta de tratamiento donde, aproximadamente, la mitad se recupera para un nuevo uso. De esta fracción que se reutiliza, una parte es tratada mediante reciclado mecánico y la otra se valoriza energéticamente (por ejemplo, a través de la incineración con recuperación de energía).

Respecto al reciclado mecánico, consiste en lavar, triturar y fundir estos plásticos para volver a generar material, lo que conlleva una serie de problemas, entre los que destacan dos, principalmente: que la corriente de plástico sea bastante pura y no esté contaminada con otras fracciones de plásticos u otros materiales; y que el ciclo de aprovechamiento del plástico no posibilita que el reciclado mecánico se pueda llevar a cabo indefinidamente, ya que el nuevo producto que se obtiene pierde propiedades.

 

La principal alternativa al reciclado mecánico es el reciclado químico, un proceso más complejo y costoso pero que permite obtener un plástico prácticamente puro. A través de distintos procesos químicos, es posible romper las cadenas del polímero para volver al monómero inicial o a otras sustancias que pueden aprovecharse para producir nuevo plástico. En esta línea de investigación trabaja desde hace varios años la División de Medio Ambiente del centro tecnológico CARTIF de Valladolid, que recientemente concluía con un proyecto nacional, llamado ‘Proquipol’, y centrado en el desarrollo, optimización y adaptación de tecnologías de reciclado químico para la conversión de estos residuos en recursos.

 

En esa misma línea de trabajo, surge ahora LIFE+, un proyecto coordinado también por CARTIF, cuya finalidad es desarrollar una planta de gestión integrada para el tratamiento de tres tipos de residuos: industriales, materiales no reciclables de plantas de tratamiento de residuos y agroalimentarios.

 

Re-Waste-recicleje-de-residuos

 

Este objetivo se logrará mediante el desarrollo tecnológico y la aplicación práctica del concepto de planta mixta. Tal desarrollo ayudará a llevar a cabo una nueva estrategia de gestión de los residuos, basada en la separación, pre-tratamiento, reciclado y valorización de los mismos.

 

cartif-proyecto-reciclajePara la valorización de los residuos se integrará un sistema de digestión anaerobia mediante el cual se transformarán los residuos orgánicos en biogás, y un sistema de tratamiento termoquímico de la fracción de residuos plásticos no reciclable mediante pirolisis a baja temperatura. El biogás producido junto con los gases del proceso de pirólisis, se utilizarán como combustibles en un motor de cogeneración alternativo adaptado. Como valor añadido y para completar el cierre de ciclo con el mínimo impacto ambiental, el digerido producido en la fermentación anaerobia se valorizará como fertilizante de liberación lenta, la fracción sólida obtenida en el proceso de pirolisis a baja temperatura se transformará en pellets de carbón y la fracción líquida procedente de la destilación del gas obtenido en el proceso de pirólisis se valorizará en forma de bio-hidrocarburos de segunda generación.

 

En la actualidad, los procesos de separación, pre-tratamiento y valorización ya se han desarrollado por separado a escala industrial, sin embargo, no existen experiencias donde se evalúen las ventajas medioambientales, energéticas y económicas de su integración en una misma instalación.
Se prevé que el proceso propuesto reduzca los costes de la energía de los residuos orgánicos en un 80% y de los residuos plásticos en un 15%. Se estima que el 100% del digestato puede convertirse en fertilizante. Entre las demás ventajas previstas, destaca la reducción de más del 90% de las emisiones de sólidos volátiles y de entre el 65-80% del impacto ambiental asociado a la eliminación de materiales no reciclados en los vertederos.

 

Reciclaje-de-poliuretano

 

Los objetivos del proyecto REVA-WASTE responden a las directrices que se establecen en la Directiva sobre residuos 98/2008/CE, que fomenta una nueva jerarquía de prioridades para tratar los residuos: prevención, reutilización, reciclado y eliminación.

 

En IPUR aplaudimos este tipo de iniciativas en pro de la construcción sostenible y el respeto medioambiental, en nuestro caso recuperando el Poliuretano para nuevos usos. Vaya desde aquí, una vez más, nuestra más sincera enhorabuena a los técnicos de CARTIF.

 

Fuente: cartif.com y Re-Waste

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

VER TAMBIÉN

Poliuretano: impacto ambiental y eficiencia energética

La sostenibilidad y eficiencia energética de los edificios públicos y privados es uno de los …

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies